¿Precámara de combustión para las futuras Honda?


Nuevos documentos revelan un giro novedoso en la tecnología de combustión de la F1 para motocicletas.

Cada vez es más difícil fabricar motociletas de alta potencia y altas revoluciones que estén dentro de las últimas leyes de emisiones mientras producen cada vez más potencia, y parece que Honda está recurriendo a las lecciones que ha aprendido en la construcción de motores de carreras de Fórmula 1 para lograr ese objetivo. Una nueva solicitud de patente presentada en Japón muestra una versión del último CBR1000RR Fireblade equipado con una versión inusual del sistema de combustión  que se ha convertido en la norma en los autos de Fórmula 1 hipereficientes de la era actual.

La precámara de combustión es una solución al problema de conseguir que una mezcla de aire y combustible se acerque a la relación estequiométrica ideal de 14,7 (14,7 partes de aire por cada parte de combustible) lo que en teoría proporciona una combustión ideal, lo que resulta en la combustión más limpia, más eficiente y la mayor potencia.

En la práctica, sin embargo, es difícil lograr esa proporción y quemar toda la mezcla en la cámara de combustión. Una mezcla más rica con más combustible consumirá más oxígeno disponible, lo que dará como resultado una potencia adicional, pero también dará como resultado inevitable que algo de combustible no quemado se desperdicie en el escape. Las mezclas ricas también reducen la temperatura del cilindro, permiten el uso de relaciones de compresión más altas y reducen la posibilidad de detonación, donde la mezcla explota en lugar de quemarse de manera controlada.

En la F1, donde tanto la cantidad total de combustible usado en una carrera como el flujo de combustible están limitados por las regulaciones, desperdiciar gasolina usando una mezcla rica no es una opción. Es necesario extraer hasta la última gota de energía, y la precámara de combustión es la forma de hacerlo. Significa que el combustible se inyecta en una cámara por encima de la cámara de combustión principal, donde también se encuentra la bujía. Los orificios entre la precámara y la cámara principal permiten que el combustible pase más lentamente que la inyección inicial, por lo que cuando se enciende la bujía hay una mezcla rica y fácil de encender en la precámara y una mezcla más magra en la cámara de combustión principal. Los chorros de llamas de la precámara se disparan a la cámara principal, lo que proporciona una combustión más completa que la que obtendría con una sola chispa.

Finalmente, en el punto de combustión, la válvula expone pequeños orificios entre la precámara y la cámara de combustión principal, dirigiendo chorros enfocados de mezcla ardiente hacia ella para asegurar una combustión completa de la mezcla más pobre en la cámara de combustión principal. El resultado debería ser más potencia por menos combustible y, al mismo tiempo, permitir el uso de relaciones de compresión más altas sin riesgo de detonación.

¿Tu que opinas?

Fuente:  CycleWord.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *